Ainara LeGardon (Le Bukowski 19-04-15)

No llegaré a acostumbrarme nunca a los conciertos en domingo. Parece que la resaca  y el preparar tu mente para la semana que está a punto de empezar, ocupa toda tu cabeza en el día del Señor y prestar atención a una actuación se presenta como algo aventurado.

Y sin embargo el pasado domingo los huerteros no podíamos eludir ver a Ainara LeGardon sobre el escenario del Donostiarra Le bukowski, que en la tarde de desagradable lluvia parecía ser el intimo salón de casa de la gente asistente.

19599_686636914773474_7468049527881243403_nLa manta sonora la ponía Ainara, quien comenzó susurrando a capela al micro “Last day” tema que abre su último disco, Every minute. Y que dicho sea de paso fue uno de los mejores discos del 2014 para este blog.

Tal vez el término susurrar no sea el más correcto, como tampoco puede que sea correcto decir que toca la guitarra, aunque sí que lo hace, pero su técnica va mas allá del mero uso de la guitarra como instrumento. La bilbotarra es una” working class hero” de su sector donde las haya, y usa su guitarra más como una herramienta, que como un instrumento.  Sé que llamar herramienta a una Fender coronado puede sentar como un tiro en el bazo a los puretas del cacharrismo sonoro, pero vayan a verla en directo, o a escucharla en uno de sus talleres y entenderán lo que digo.

Volviendo al concierto y para que los puretas recuperen su aliento, el mero hecho de escuchar semejante guitarrón, con semejante equipo merece la pena. Pero las guitarras no se tocan solas y Ainara nos ofreció un set donde la intensidad poco a poco iba ganado presencia. Las primeras caricias en las cuerdas cautivaron al personal. Todavía alucino pensando lo inmóvil que me quedé escuchando y lo que me descolocaba que otras personas a mi alrededor fueran capaces de moverse. Yo habría necesitado el estruendo de una batería para desplazarme de mi estática catarsis pero aun así no la eché de menos.

¿He mencionado que tocaba ella sola? Pues se me ha pasado decirlo, pero se basta y se sobra para dejar al público con el culo roto y que le pidan bises.

Un espectáculo difícil de explicar con palabras, tan difícil como controlar los acoples de una guitarra de cuerpo hueco.

Anuncios

2 pensamientos en “Ainara LeGardon (Le Bukowski 19-04-15)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s