Algunos Jueves Metal; Infraproducción en el Black-Metal

Es conocida la afición histórica por el intercambio de cintas casete en el mundo del metal extremo underground. Y no es tontería decir que gran parte de ese sonido ruidista característico está altamente influenciado por la exquisita cualidad sonora que otorgaban los radiocasetes, aquellos los que copiábamos las cintas dándole al play y al rec a la vez.

Entre los diferentes géneros del espectro extremo (del thrash p’allá) además del grindcore, que se merece un post a parte sobre este mismo tema, tenemos como indiscutible rey de la producción lo-fi al black metal. Las bandas más importantes, aquellas que han definido el género, decidieron, bien por necesidad, bien por principios, grabar su cruda música con el peor sonido posible. Las chapuceras producciones muestran una de las influencias más importantes de este género, la escena hardcore, que curiosamente desprecian por estar demasiado comprometida con las ideas de izquierdas.

Sin más dilación damos paso a una pequeña y absolutamente incompleta lista de bandas importantes que han grabado sus discos en la más infame infraproducción musical: cajas de ritmos cutrongas, baterías de cartón, micrófonos de juguete, amplis de cinco vatios con todos los potenciómetros al 11 y bajos enchufados a amplis de guitarra…

Ildjarn – Det Frysende Nordariket

Uno de mis favoritos en cuanto a black metal marrano. Toda la rabia punk desatada en una orgía en medio de la taiga noruega. Una de las peores distorsiones posibles, junto con uno de los tonos de batería más deficientes, para muchos simplemente infumable.

Burzum – Filosofem

Uno de los discos más influyentes en la segunda ola de Black Metal, también uno de los peores producidos. La voz y la batería están totalmente sepultadas bajo capas de guitarras y distorsión que más parece ruido blanco. Del manual de malas practicas de cualquier técnico de grabación directo a tus oidos.

Watain – Casus Luciferi

Actualmente un grupo de reconocimiento internacional por su mezcla de Black y sonido Goteburgo, Watain sacaban este segundo LP en 2003, después de un pepinaco debut Rabid Death’s Curse. Lo tardio de su fecha contrasta con la paupérrima producción, más cercana a la maqueta casera que otra cosa.

Darkthrone – A Blaze In The Northern Sky

Los cuatro primeros discos de Darkthrone (sin contar el de su etapa death) se consideran como la quintaesencia del black metal más ruidista, monótono y repetitivo, en el que el ritmo y sonido de las canciones producen una sensación de estatismo casi místico.

Ulver – Nattens madrigal – Aatte hymne til ulven i manden

Ulver es una de las bandas más influyentes en la vertiente más experimental del black metal, pero también tiene el título de haber publicado uno de los álbumes peor producidos en mi opinión. Es difícil influir en algo que no sea la hipoacusia cuando grabas algo como esto, extraordinario.

 

PD: cuando en el post nos referimos a la palabra banda, en la mayoría de los casos designa a un tío con la cara pintada de blanco y negro que toca y todos los instrumentos por su cuenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s